jueves, 5 de mayo de 2011

Protocolo.

angelocatil: Al de Oficina le hay que hablar de usted, no me sale tía.

La Heladería: Eso es lo bueno de haber ido a un campamento agustino, siempre había algún cura al que tratar de usted. Aunque la verdad es que yo lo hacía voluntariamente, nadie nos dijo que hubiera que hacerlo. De hecho, la mayoría de los acampados tuteaban a todo Padre, Hijo y Espíritu Santo. Qué poco respeto, tutear a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario