miércoles, 19 de mayo de 2010

La perversión no ocupa lugar.

Señor Q: Mira que soy perverso, pero no me pasó nunca.

Señora A: ¿Perverso? ¿Tú? Jo.. la mejor parte no me la enseñas.

Señor Q: Supongo que un hemisferio del cerebro está dedicado al planteamiento sexual. Por eso se me dan mal las mates.

Señora A: Pero a mí se me dan bien las mates.. y creo que tengo al menos dos o tres hemisferios dedicados al sexo.. Es una parajoda..

Señor Q: ¿Como los viajes en el tiempo?

Señora A: No.. Más bien como la pasta de dientes con sabor a ajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario